En horas de la noche del jueves 14 de marzo, el domicilio de los padres del edil de San Bernardo sufrió este lamentable incidente, que afortunadamente no tuvo heridos que lamentar.

Un hecho que no es primera vez que ocurre. Varios vecinos de la comuna lo han reportado, le tocó justamente vivir a los padres de Christopher White la noche de ayer.

El edil lamentó lo sucedido, primero por supuesto por que fueron sus padres los que sufrieron este hecho, y segundo porque esta es una situación que ya no da para más.

“Anoche fue la casa de mis papás. Gracias a Dios nadie salió herido. En noviembre fue un niño de 3 años que resultó con heridas serias.  Las balas locas en las poblaciones son pan de cada día. Anoche,  a una cuadra, hubo un intento de portonazo, la semana pasada un robo en un condominio con cámaras de seguridad y conserje a una cuadra de la casa de mis padres.  Robos de autos son habituales en el sector, narcotráfico a un par de cuadras más, y así suma y sigue. Pero según los expertos las cifras están bajas y estamos mejor que años anteriores” señaló el Alcalde White.

Posteriormente, el jefe comunal de San Bernardo envió un potente mensaje. “Estamos cansados, nuestro trabajo no es hacernos cargos de la delincuencia, trabajamos en prevenir y fortalecer a la comunidad, ese es nuestro rol. Entendemos que los recursos no dan abasto y estamos dispuestos a cooperar y apoyar, pero las ideas que entregamos no avanzan, no nos escuchan: la Ley de Infraestructura Crítica no se quiere aplicar por traumas del pasado, las decisiones en tiempos de crisis deben ser valientes, atrevidas y visionarias” finalizó el edil.