Durante las 4 jornadas:

Más de 80 mil personas fueron parte de la Cuadragésima Octava versión del Festival Nacional de Folklore

El ganador de la categoría de Honor Festival Nacional de Folklore fue la Agrupación Folklórica infanto – juvenil Remolino.

Durante la última jornada del Festival Nacional de Folklore el conjunto Los Chenitas de San Bernardo, fue el encargado de abrir las presentaciones, mostrando sus danzas y rondas, que los han caracterizado en sus 58 años de existencia, marcando un referente en todos estos años en la Capital del Folklore.

Posteriormente se dio paso a la agrupación de proyección folklórica Nahuentué, quienes, por 30 años, han realizado una investigación sobre cómo se celebraba San Juan en la octava región y que aún se mantiene en el Bío Bío con el cuadro “San Juan, Tradición y Leyenda”.

Luego llegó hasta el escenario mayor la destacada María Esther Zamora, más conocida como la Faraona de la Cueca, la gran cantora de cuecas y una de las sostenedoras de las tradiciones del pueblo hizo bailar a todos quienes se encontraban en el anfiteatro municipal.

Para ir agradeciendo a todos los participantes de este gran festival folklórico, se realizó el cuadro “San Bernardo Festival, una Imagen sin final”, donde participaron Los leones de Fú, Senderos de mi Tierra, Nahuentué, el Ballet Folklórico de San Bernardo, Varúa Matatoa, Brisa Austral y Casa Azul del Arte, Tabake, Sabor Moreno y los elencos de los países internacionales invitados, Gardelenando de Uruguay, Bajyrá de Costa Rica y Arte y Folklore México.

Como ya es tradición, previo a la última presentación del certamen, se hizo reconocimiento en primer lugar a los directores de las tres agrupaciones internacionales que viajaron desde Costa Rica, Uruguay y México, teniendo un destacado desempeño. En segundo lugar, la distinción fue para Víctor González, el creador de la hermosa e iluminada escenografía que acompañó a todos este año.

Así, se continuó con la entrega del Premio Nacional Cultura Tradicional Festival de Folklore de San Bernardo. El galardón fue obtenido por la Agrupación Folklórica Chilena Raquel Barros Aldunate, por su dedicación y preocupación por la difusión de las costumbres y tradiciones chilenas, bajo el nombre de esta destacada folklorista chilena.

El conjunto de proyección folklórica Remolino de Ñuñoa fue el ganador del Premio Categoría de Honor Festival Nacional de Folklore 2019 gracias a su trabajo “En la Memoria” que en la primera jornada de este festival deslumbró con danzas y cantos que rescataron sonidos mapuches e invocaron a destacadas figuras del folklore nacional.

El secretario ejecutivo de este Festival evaluó la puesta en escena del certamen expresando que “estamos muy contentos con las agrupaciones que han estado en este escenario. Hemos tenido un nivel de participación, de preocupación, de trabajo de investigación que realizaron los grupos de Chile, digno de destacar. También los grupos internacionales, no puedo dejar de dar un agradecimiento especial a Uruguay, a Costa Rica y a México quienes nos han entregado un espectáculo de calidad, digno no solamente de este escenario mayor, sino que digno de los mayores escenarios del mundo. Muy contentos. Estamos a punto de finalizar esta noche y solamente agradecer por entregar en San Bernardo el mejor nivel que un festival tiene”.

Para cerrar con la etapa de premiación, la Camerata entonó el tema Aleluya junto a una presentación del Ballet Folklórico de San Bernardo que rescató y destacó el homenaje a Vicente Bianchi.

Finalmente, los Rumberos del 900 se tomaron el escenario con vivaces recuerdos de la época dorada de los años 50 con una destacada parrilla de canciones y un proyecto músico-cultural que invocó las antiguas orquestas de baile que animaban la bohemia capitalina de aquellos momentos.

Isabel Gálvez, Directora de la Dirección de Desarrollo Comunitario, cerró la jornada y realizó un balance administrativo de estas 4 noches de gala señalando que “tengo la mejor evaluación. Han sido cuatro días maravillosos, de mucho trabajo, pero creo que nos vamos de verdad con el corazón lleno. Creo que dimos todo lo que podíamos desde lo profesional hasta todo el compromiso de todos los funcionarios municipales que hay detrás de esto porque trabajamos, hoy y todos estos días, más de 80 funcionarios, tratando de dar un espectáculo de calidad. Más de 80 mil personas han venido a nuestro Festival de Folklore”.

A lo que agregó: “sabemos que todavía queda mejorar otras cosas. Tenemos la vara muy alta para el próximo año, pero nos vamos muy satisfechos de lo entregado, de todo lo que hicimos en este festival porque San Bernardo es la verdadera Capital del Folklore”.