boton radio san bernardo2

NUESTRA COMUNA - HISTORIA - COLONIA TOLSTOIANA

NUESTRA COMUNA - HISTORIA

COLONIA TOLSTOIANA

La Colonia Tolstoiana fue una idea de escritores jóvenes y entre ellos estaba Augusto D’Halmar (seudónimo de Augusto Goeminne Thomson, novelista y cuentista chileno, nacido en Valparaíso) y Fernando Santiván (seudónimo de Fernando Santibáñez Puga, escritor criollista chileno que nació en Arauco), quienes serían los más importantes e influyentes escritores ganadores del Premio Nacional de Literatura el año 1942 (D’Halmar) y posteriormente Santiván (en 1952).

En 1904 todos son jóvenes, Augusto tiene 20 años y Fernando 18. A ellos se les ocurre la idea, junto a otros personajes de formar una Colonia de escritores que vivieran en comunión con la naturaleza, al sur de nuestro país.

Santiván pertenecía a la Colonia de Bulnes y comenta la idea de conseguir un terreno para crear una Colonia donde ellos puedan educar al pueblo, entre otros conceptos novedosos.

El nombre viene de “León Tolstoi”, un escritor ruso que al final de su vida decidió abandonar todo e irse a vivir al campo siendo famoso y empieza a vivir en forma natural, en comunión con la naturaleza. Ellos quieren seguir el ejemplo de León, pero además educar a la gente del pueblo

Deciden partir rumbo al sur en el tren a Concepción, pero se encuentran con situaciones extrañas; intentaron asaltarlos y este hecho les produjo mucho miedo. Regresaron y llegaron a San Bernardo, conocieron  a Manuel Magallanes Moure, quien les cede un terreno para vivir.

De acuerdo a algunos antecedentes, la casa donde vivieron podría estar ubicada en la calle Bulnes entre San José y Esmeralda, ya que algunos residentes comentan de una casa donde “estuvieron unos locos que habían vivido en ese lugar”.

Este fue un experimento muy importante porque atrajo la atención de muchos escritores, incluso extranjeros pero al final esta idea no prosperó, porque ellos eran “gente de ciudad y no de campo”.

Una anécdota cuenta que a pesar de todo, quisieron labrar la tierra y para esto arrendaron un par de bueyes que se escaparon por las calles y todo el pueblo salió persiguiéndolos, posteriormente lograron amansarlos y ponerle un arado para arar la tierra. Curiosamente mientras lo hacían, Augusto D’Halmar iba leyendo la “Parábola del Sembrador” de la Biblia.
La Colonia atrajo el interés de intelectuales y artistas de la época, como Pablo Burchard (artista chileno cuya obra marca el comienzo de la pintura moderna en nuestro país), Ortíz de Zárate (célebre músico) y muchos otros que se van incorporando a esta idea o simplemente visitaban la Colonia.

Sin embargo, en cuestión de meses el entusiasmo inicial fue mermando y las siembras se fueron secando o no alcanzaban a brotar. Lentamente abandonaron la Colonia y todo terminó como un bonito e interesante proyecto para unir a los intelectuales.

D’Halmar y Santiván se quedaron a vivir en San Bernardo por un buen tiempo y como testimonio de esta hazaña el libro “Memorias de un Tolstoiano” habla de San Bernardo como un “pueblecito casto y perfumado”, muy tranquilo e ideal para la creación literaria y artística.

Llega a vivir Baldomero Lillo (escritor chileno nacido en Lota, importante cuentista y narrador), quien había conocido la Colonia en 1905 y fallece en 1923. Sus restos mortales estuvieron varios años en el Cementerio local, pero fue trasladado a Lota, luego de ser reclamado por esta ciudad.